El año 2012 empecé a visitar habitualmente el refugio Estanys de la Pera, en la Cerdanya (Pirineos). Desde entonces he andado dándole vueltas a la posibilidad de organizar un curso de fotografía, pero no encontraba el tema. Fue a principios de verano de 2013 cuando me di cuenta del enorme potencial del lugar para fotografiar flores alpinas y subalpinas. Lagos, roquedos, prados alpinos, cimas y crestas, torrentes y cascadas, bosques de pino negro y ciénagas son algunos de los ambientes del lugar, que hacen que la variedad de flores sea destacable. Algunas de ellas son espectaculares, como la azucena de los Pirineos (Lilium pyrenaicum). Otras extremadamente interesantes, como la grasilla (Pinguicula sp.), una especie de violeta carnívora que crece en las zonas húmedas. Además de las clásicas gencianas, varias especies de siemprevivas, orquídeas, la hierba algodonera y muchas más.

Desde la comodidad del refugio aprenderemos a fotografiar las flores de alta montaña que allí se encuentran, la mayoría a cuatro pasos del lugar. Aprenderemos macrofotografía para sacar los más pequeños detalles de las flores y también fotografiaremos las plantas con el paisaje que las rodea. El refugio será el lugar ideal para compartir los momentos vividos y disfrutar de su cocina y buen ambiente.

La escapada fotográfica «Flora de alta montaña» se organiza cada año a principios de julio, puedes conocer los detalles del próximo taller en mi página web. ¡Te espero!

Valentí Zapater